Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

La Navidad : La Historia Original

La Navidad : La Historia Original

Recientemente recibí una copia del libro más nuevo de Margaret Barker, La Navidad: La Historia Original , de un estimado amigo. Como el libro generalmente sólo se embarca de Inglaterra, es muy difícil aún obtener una copia. Estoy más que agradecido por haber tenido la oportunidad de recibirlo y poder darle una lectura minuciosa. Originalmente había tenido la intención de escribir una entrada sobre la Navidad, en esa fecha, pero la naturaleza ocupada de estos días festivos no me lo permitió. Si usted está dispuesto a asumir el hecho de que la Navidad ya vino y se fue, espero que esta entrada será una adición agradable a su deseo por contemplar el verdadero significado detrás de la Navidad en ésta época del año. (Y porque Jesús casi seguramente no nació el 25 de diciembre, quizá ese hecho me pueda permitir alguna flexibilidad con la fecha de esta entrada)  Para quienes están familiarizados con las obras previas de Margaret Barker , se asombrarán (pero no necesariamente se sorprenderán) en cómo ella puede encontrar en las historias tradicionales de la Navidad todos los puntos principales de su "teología del templo". Ella provee abundante prueba de que los primeros relatos cristianos del nacimiento de Cristo fueron basados en una cosmovisión del templo y que una comprensión de las tradiciones antiguas del Templo de Salomón es necesaria para entender la "historia original" de la Navidad. El el transcurso de la exposición de su teoría, ella contesta muchas preguntas importantes de cómo más o menos pudieron comprender los cristianos el nacimiento de Cristo y por qué escogieron transmitir la historia en la forma en que lo hicieron. Este libro llega a nosotros en un tiempo muy apropiado, cuando la "historia original" de la Navidad está casi toda olvidada, y la verdadera "razón de la estación" .- Jesús- es descartada ("hollada bajo los pies de los hombres 1 Nefi 19.7), y su nombre es considerado como ofensivo.

En su prefacio, Barker explica una de las razones por las cuales ella quiso para escribir este libro:

 

"Las grandes festividades de la Iglesia han pasado a ser casi controladas por los supermercados y los eventos deportivos. La Pascua es un tiempo para gorritos y conejitos y huevos de chocolate; La temporada navideña, que empieza al final de octubre, es para el reno y el muérdago y para hacer pasteles de carne. La Navidad ha cambiado mucho desde aquella primera vez en que San Francisco puso su "nacimiento". Cualesquier cosa es quitada para satisfacer lo políticamente correcto, o son "modernos" y ponen el nacimiento en una parada de autobús, o son sentimentales y tienen a las ardillas y aun criaturas marítimas en el "nacimiento".

La historia original es mucho mejor. Ha padecido de sobre familiaridad, y las palabras se pierden algunas veces en una oleada de distracción doméstica. Releyéndola y reconsiderándola cuidadosamente, la historia original de la encarnación es uno de los máximos tesoros de la biblia. Leer la apasionada exploración de la Navidad que ha hecho Barker en torno a las primeros relatos, me han dado mayor aprecio para esas bellas historias que hemos oído repetir tantas veces y, además, me da un entendimiento más profundo del significado de muchos de los detalles que tantas veces se pasan por alto o se consideran poco importantes. Finalmente, su gran habilidad para encontrar el simbolismo del templo en lugares donde nunca antes se ha buscado ha abierto mis ojos para una comprensión aun mayor de qué tan importante fue verdaderamente el templo para los antiguos cristianos y me ayudó a recordar qué tan agradecido estoy por nuestra tradición del templo como santo de los últimos días.

 

El Templo como Escenario de la Navidad

 

Después de discutir brevemente en lo que se ha convertido la Navidad, Barker hace esta importante anotación para nuestra comprensión de las historias originales de la Navidad: El verdadero "trasfondo" para las historias de Navidad, no obstante, es el mundo en el cual fueron primeramente escritas. Para el pueblo Judío de Palestina en el primer siglo de nuestra era, el mundo fue moldeado por el templo. Su cultura fue forjada por su calendario y sus impuestos, sus reglas de pureza y sus sacrificios, y especialmente por las profecías y libros sagrados que fueron conservados allí ....hubo, sin embargo, muchos que pensaron que el templo se encontraba impuro y aspiraron a ver su reemplazó, pero esto fue tanto una aspiración política como religiosa. El Mesías prometido destruiría el templo y lo reconstruiría, dijeron ellos.Descargar Articulo completo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres