Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

CARACTERÍSTICAS DE LOS SIERVOS ESCOGIDOS

CARACTERÍSTICAS DE LOS SIERVOS ESCOGIDOS

Un estudio cuidadoso de las vidas y actitudes de aquellos que fueron “llamados por Dios” y designados “siervos escogidos” revelará un gran número de características de ejemplaridad y superioridad. Estas cualidades son tan universalmente típicas de los líderes del Señor que deben ser enumeradas:

 

1. Un espíritu de sacrificio personal; un celo manifiesto de servir a Dios con todo el corazón, alma, mente y fuerza. Una disposición para aceptar el sacrificio.

2. Un código personal de estricta disciplina moral, intelectual, física y espiritual.

3. Capacidad para ejecutar cantidades increíbles de humilde y arduo trabajo.

4. Disposición para aceptar los mandamientos de Dios sin temor o reserva, incluso cuando un nuevo mandamiento esta en directa contradicción con mandamientos previos. La habilidad para reconocer que Dios no cambia, pero si las circunstancias, y que los mandamientos de Dios variarán de acuerdo a esto. El Señor hace estos cambios a través de sus profetas vivientes.

5. Posesión de una visión amplia de los individuos así como de las naciones y reconociendo la calidad universal del plan de Dios para el bienestar de la humanidad. Apreciando que el Señor no hace acepción de personas y que su amor y

ansiedad por la humanidad es para todos.

6. Disposición para embarcarse en un estudio continuo con la finalidad de obtener un amplio entendimiento necesario para poder apreciar los principios celestiales del mismo modo como Dios lo hace.

7. Disposición para arrancarse de raíz y ayudar a trasplantar civilizaciones de región a región y de continente a continente (nótese como muchos profetas de Dios fueron llevados con un propósito específicos para plantar “tierras de rectitud” en alguna parte nueva de la tierra Enos, Enoc, Noé, Jared, Abraham, Jacob, Moisés, Lehi, Nefi y Alma son unos cuantos ejemplos).

8. Disposición para enfrentar valientemente y cumplir con todos los propósitos de la vida en la tierra, la cual el Señor llama el segundo estado:

 

ü  a-Criar una familia con hijos bien educados tanto como las circunstancias lo permitan.

ü  b- Mostrarse dignos de un continuo progreso en el Sacerdocio.

ü  c. Servir animadamente en cualquier posición dentro del reino del Señor.

ü  d. Servir voluntariamente y con buena disposición en la vida pública cuando sea requerido, incluyendo posiciones civiles, puestos políticos y militares.

ü  e. Enseñar, hablar, viajar, escribir o servir de cualquier modo de manera que se promueva la rectitud en la tierra ya sea espiritual o secular.

ü  f. Estar continuamente embarcados en una causa buena sin ser “compelidos en todas las cosas” como lo es en el caso de “siervos negligentes “.

ü  g. Ser un buen proveedor y asegurarse que todo aquello que se posee ha sido diezmado al Señor.

ü  h. Estar siempre listo para luchar cuando las fuerzas del mal intentan destruir el reino de Dios o los derechos y libertades de nuestros hijos.

 

Habiendo numerado las cualidades de un carácter ejemplar el cual Dios ha solicitado a sus siervos “escogidos”, debemos ahora volcar nuestra atención a las vidas de aquellos siervos que existieron en tiempos antiguos. Aquellos que encabezaron las dispensaciones del evangelio en su día y que personificaron los principios antes mencionados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Juana -

Ammmm es CIERVOS porfa necesito sus caracteristas generales!!:D

gerardo vega -

excelente artículo, para meditar y aplicar, sin embargo, faltan escrituras para darle fuerza doctrinal al artículo, que así como está ya tiene fuerza suficiente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres