Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

EVOLUCIÓN Y EL ORIGEN DE ADÁN

EVOLUCIÓN Y EL ORIGEN DE ADÁN

A menudo se ha dicho que la iglesia no tiene doctrina concerniente a la evolución orgánica. Esto quiere decir que no tenemos revelación que explique que tales cosas como las formas de vida en los estratos de la tierra, los dinosaurios, los restos esqueléticos de seres parecidos a los hombres, la analogía de los antecedentes embriológicos, y esos aspectos del comportamiento humano y de otras formas similares de vida. Por otra parte, se debe decir que la iglesia si tiene una doctrina sobre el hombre y su origen que está basada en las escrituras según las interpretan los profetas vivientes. Al hacer su declaración formal en 1909 sobre la posición de la Iglesia referente al origen del hombre, la primera presidencia dijo algo que me gustaría usar como prefacio a mis observaciones. "Al presentar la siguiente declaración, no estamos conscientes de exponer nada esencialmente nuevo; ni tampoco es nuestro deseo el hacerlo. Lo que queremos presentar es la verdad, y la verdad -verdad eterna- es fundamentalmente antigua. Todo lo que trataremos aquí es enunciar la actitud original de la iglesia relativa a este asunto".

 

Es importante para nosotros ser precisos acerca de los orígenes, porque en los orígenes anticipamos resultados. Creo que las siguientes ideas representan claramente las enseñanzas de la iglesia sobre el hombre.

 

1.- Creemos que como el hombre ahora es, dios fue una vez, y que el gran secreto acerca de Dios es que el es un hombre glorificado. Por lo tanto, la forma de un hombre existió mucho antes que hubiera un hombre para cultivar esta tierra.

2. - Creemos que el gran secreto acerca del hombre es que dios es su padre, en cuya imagen él es creado; en consecuencia, como dios es ahora, el hombre puede llegar a ser.

3.- Creemos que la inteligencia del hombre, la parte que lo identifica a él como un individuo, siempre ha existido no fue creada, ella, junto con dios; no tuvo principio. En opinión de José Smith, pensar de otro modo rebaja al hombre.

4.- Creemos que por un proceso de procreación la inteligencia del hombre recibió un cuerpo espiritual de unos divinos padre y madre celestiales.

5.- Creemos que por un proceso de procreación su cuerpo espiritual recibió un cuerpo físico de un padre y madre terrenales.

6.- Creemos que este cuerpo físico será resucitado con la misma forma que tenía en esta vida no se perderá ni un cabello de la cabeza, perpetuando así en las eternidades la forma del cuerpo mortal.

 

Jehová - Cristo, asistido por "muchas de las nobles y grandes (Abraham 3:22)... de hecho creo la tierra y toda forma de plantas y vida animal sobre la faz de la misma. Pero cuando llego el momento de colocar al hombre sobre la tierra, hubo un cambio de creadores. Es decir, el Padre mismo participo personalmente.... en el espíritu y nuevamente en la carne, el hombre fue creado por el padre. No hubo delegación de autoridad en lo que concernía a la criatura suprema de la creación..... (Cuando dios propuso la creación del hombre, le dijo a su unigénito), "hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y fue hecho". (Moisés 2:26) pero cuando el plan se convierte en realidad y la propuesta un hecho consumado, entonces el registro personaliza el suceso y lo centra en el supremo director. “Y yo dios, cree al hombre a mi propia imagen, a imagen de mi unigénito lo cree, varón y hembra los cree." (Moisés 2:27). Es decir, dios mismo, personalmente, creo al hombre, aunque continuo honrando al hijo por cuanto la criatura de su creación apareció a imagen tanto del padre como del hijo, como necesariamente tendría que ser el caso porque uno era a imagen del otro."

 

Por medio de las escrituras e intérpretes divinamente inspirados aprendemos, entonces, que Adán fue un hijo de Dios. Las escrituras también nos enseban que el hombre fue creado a la imagen física de su divino padre (el hebreo selem: imagen (quiere decir un duplicado exacto). El tener esta imagen es considerado por los humanos como una consecuencia de la filiación. Desde José Smith hasta los actuales profetas, se han enseñado estas ideas.

 

Benjamín F. Johnson, en una carta dirigida a George S. Gibbs, dijo que el profeta José Smith "nos enseño que Dios era la gran cabeza de la procreación humana, (y) "era real y verdaderamente el padre tanto de nuestro espíritu como de nuestro cuerpo".

 

Brigham Young, quien a menudo reconoció el papel de José Smith como su maestro, enfatizo esta gran verdad. "Cuando Moisés escribió y dijo que el hombre había sido cabalmente formado a imagen de Dios, el escribió la verdad. Nosotros somos hijos de nuestro padre - su progenie, de la misma familia." Descargar

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

christian louboutin shoes -

*Cambiar el destino de los conocimientos, el aprendizaje será mayor cuanto más ... ...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres