Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

¡Auxilio! Pase a la Sociedad de Socorro

¡Auxilio! Pase a la Sociedad de Socorro

Finalmente llegó el día tan esperado por seis largos años; en la reunión sacramental el obispo nos entregará a las jovencitas la medalla de reconocimiento a la Mujer Virtuosa y una quisiera gritar:¡¡¡SE ACABARON LAS METAS Y LOS PROYECTOS!!!
Confiadas y muy contentas caminamos por el pasillo del salón para buscar el premio por tanto esfuerzo. Aunque reconocemos que sin la ayuda de nuestras maestras hubiera sido difícil que lo lográsemos, el mérito igual es nuestro.
Terminamos una etapa llena de actividades en donde nos sentimos el centro del mundo: fuimos las abejitas del barrio a las que los abejorros (léase chicos) molestaban con chistes tontos; fuimos las damitas que empezaban a participar de bailes en la estaca y las laureles que nunca supimos por qué nos llamábamos laureles. Pasamos de chiquillas de 12 años a convertirnos en “jóvenes adultas”, algo que suena a “joven envejecida” o “todavía no sos ni esto ni aquello”.
La alegría de ver nuestro Progreso Personal completo se va diluyendo a medida que transcurre nuestra primera clase en la Sociedad de Socorro.
Descargar articulo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres