Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

El Mérito Personal para usar el Sacerdocio

Te voy a pedir que por algunos minutos pienses que tú y yo estamos solos en un lugar tranquilo, cuyo ambiente permite recibir la dirección del Espíritu Santo. Mientras compartimos estos minutos juntos, te pido que reflexiones sobre tu dignidad personal para utilizar la autoridad sagrada que posees.

¿Son propicios tus pensamientos privados y personales para recibir la guía del Espíritu Santo o sería beneficioso realizar una buena limpieza? ¿Nutres tu mente con materiales inspiradores o has sucumbido a la tentación de la pornografía impresa o de internet? ¿Evitas sinceramente el uso de estimulantes y de substancias que no están de acuerdo con el propósito de la Palabra de Sabiduría o has hecho algunas excepciones justificándolas en base a tu razonamiento? ¿Eres cuidadoso para controlar lo que entra a tu mente por tus ojos y tus oídos con el fin de asegurarte de que sea sano y eleve tu espíritu?

Si te sientes incómodo con cualquiera de las respuestas que has dado mentalmente a esas preguntas, te pido que tomes las medidas para cambiar ahora mismo. Si existen problemas de dignidad, de todo corazón te insto a hablar ya con tu obispo o con un miembro de la presidencia de tu estaca. Necesitas ayuda; esos problemas que te inquietan no se van a solucionar por sí solos. Sin la atención debida, lo más probable es que empeoren. Tal vez sea difícil para ti hablar con tu líder del sacerdocio, pero te aliento a que lo hagas ahora, para tu propio bien y para el bien de los que te aman.

Hermanos, ahora voy a hablarles de cómo se debe utilizar el sacerdocio para bendecir la vida de los demás, especialmente de las hijas del Padre Celestial.

La proclamación sobre la familia dice que el esposo y la esposa deben ser iguales. Estoy seguro de que a toda esposa en la Iglesia le gustaría tener esa oportunidad y que la apoyaría. Que ocurra o no, depende del esposo. Muchos esposos practican la igualdad con su esposa para el beneficio de ambos y la bendición de sus hijos. Sin embargo, muchos no lo hacen. Insto a todo hombre que sea renuente a establecer una relación de igualdad con su esposa a que obedezca el consejo inspirado del Señor y que lo haga. La igualdad en el matrimonio trae mayores beneficios cuando tanto el esposo como la esposa procuran saber la voluntad del Señor al tomar decisiones que les conciernen a ellos y a su familia.

Estén atentos a la inspiración del Espíritu al utilizar el privilegio supremo de actuar en el nombre del Señor mediante el sacerdocio que poseen. Estén más atentos de cómo pueden utilizar mejor el poder del sacerdocio en la vida de quienes aman y a quienes prestan servicio. En particular, pienso en personas tales como una viuda necesitada que podría beneficiarse con la ayuda de un poseedor del sacerdocio comprensivo y compasivo. Muchas de esas personas nunca solicitarán ayuda. Tengan presente la variedad de problemas que podrían ayudar a solucionar en el hogar de ellas, tal como aliviar las tensiones por medio de una bendición del sacerdocio, o la necesidad de realizar pequeñas reparaciones en el hogar. Descargar articulo completo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres