Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

Edificar sobre un Espíritu Misional

Edificar sobre un Espíritu Misional

El Presidente de la Iglesia habló por casi una hora en una reunión sacramental especial del 28 de junio. Allí él ofreció a los Presidentes de Misión y a sus esposas dirección práctica sobre como amar y motivarse por sus sagradas cargas, los misioneros de tiempo completo.

 

El Presidente Monson mirando a la congregación de líderes de misiones que llenarían todas las esquinas del globo, les dijo:

Los sentimientos vienen fácilmente a mí cuando realizo las llamadas por lo que tendrán, las experiencias que tendrán y la influencia que ustedes tendrán. Sé que Ustedes estarán dedicados a la obra del Señor y a estar prendidos del evangelio de Cristo. Sé también que los misioneros que estarán bajo su dirección serán amados y guiados por ustedes.

 

La flor de la Iglesia

 

El Presidente Monson se dirigió a más de 100 presidentes de misión y sus esposas durante el Seminario anual en el CCM en Provo. Les animó a que dieran la bienvenida a los misioneros a “la misión más grande del mundo”.

 

El dijo que los misioneros representan:-“la flor de la Iglesia”. Las esperanzas, las oraciones y los sueños de sus padres. Ellos representan sacrificio”.

El Presidente Monson motivó con medidas de igual sentido común y de experiencias personales ofreciendo consejo sobre motivación misional – “Primero, sus misioneros deben ser motivados con entrevistas personales con Usted”. El primer contacto que tiene un misionero es con su presidente, es lo más importante”. El Presidente Monson aconsejó a los presientes de misión a que saluden a los nuevos misioneros en el aeropuerto. Denles la bienvenida a “la misión más importante del mundo” – “Entrevisten a cada nuevo misionero y aprendan de sus desafíos, sus familias y sus objetivos. Tomen notas cuidadosas de ello” – “Esas entrevistas que un presidente de misión tiene con los Elderes y Hermanas desempeñan un servicio que también puede motivar e inspirar”.

 

El presidente Monson siguió aconsejando sobre este punto: -“Mi apreciación es que una entrevista apropiada debe ocurrir aproximadamente de seis a ocho intervalos de la semana. Si ustedes las tienen con más frecuencia llegarán a ser demasiado corrientes. Si usted espera un período demasiado largo, probablemente se perderá de cosas que podría haber aprendido en esa entrevista. – Las entrevistas deben ser positivas. Mi sugerencia es que proporcionen ayuda, que los amamos y no para regañar”.

 

El Presidente Monson prometió a los presidentes de misión reconocer la mano de Dios en el trabajo cuando busquen la inspiración en los cambios de los misioneros. Como Presidente de Misión en Canadá fui inspirado a asignar a un misionero en un área donde residían una gran cantidad de emigrantes de italianos. El Presidente Monson no sabía que este Elder en particular había aprendido italiano de su madre – o que sus habilidades de lenguaje bendecirían las vidas de muchas familias inmigrantes que investigarían la iglesia en su nueva área.

 

El Presidente de la Iglesia también señaló que el trabajo de compartir el evangelio es mejor hacerlo donde la Iglesia está establecida. “Ponga a misioneros en áreas donde hay unidades establecidas, donde podremos movernos desde el centro de la fuerza hacia fuera. En esa manera, tendremos acceso apropiados de seguir sosteniendo los frutos de nuestro trabajo más bien que perderlos rápidamente como los ganamos”.

El Presidente Monsón también comentó respecto del uso apropiado del día de preparación. “Haga que ese día sea un día de preparación, no un día de diversión que ponga a los misioneros en riego físico, espiritual; advirtió: -“No haga nada en el día de preparación que le robe a los misioneros su espiritualidad” – “todas las tardes deben ser tardes proselitistas”.

 

Involucrar a los miembros

 

El Presidente Monson también habló del valor de involucrar a los miembros en la obra misional,

“La cosa más grande que usted como presidente de misión puede hacer para aumentar la eficacia de sus misioneros y su productividad es asegurarse que la relación apropiada se mantenga con los líderes eclesiásticos en las áreas donde los misioneros están trabajando”.

Amonestó a los presidentes de misión a empaparse del espíritu misional: “Los presidentes y sus esposas deben inculcar en un misionero la sensación que él o ella están desempeñando servicio en la mejor misión del mundo”.

El Presidente concluyó sus palabras testificándoles otra vez a los presidentes de misión y a sus esposas que tendrán una vida mejor con los misioneros y los miembros”.

“Que Dios les bendiga. Es un placer estar con ustedes al servicio del Maestro”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Antonio Salguero(DE GUATEMALA) -

Gracias Presidente Monson, por este mensaje, tengo 2 hijo en el campo misonal uno en Nicaragua y el otro en bolivia cochabamba,como familia hemos sido muy bendecidos con esta experiencia,amamos la obra misional.

nohemi santos rodriguez -

la mision es lo mas vello pero tener esa experencia es una bendicion

victor Yeison -

me es genial esta pagina y los comentarios me ayudan a saber un poco mas de jesucristo.

LOURDES DE TAFUR -

Presidente Monson gracias por sus palabras tan inspiradas, la verdad es que El Pte de Misión reemplaza a nosotros los padres de los Misioneros de tiempo completo. Doy gracias a mi Padre Celestial por haber conocido el evangelio restaurado y por tener a mi hijo ELDER TAFUR en la mision de San Fernando California, el es el tesoro más preciado q me ha dado el Señor.

El estar en el Evangelio nos ha bendecido y nos hace mas felices cada dia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres