Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

David, La figura Profética de los Ultimos Días

David, La figura Profética  de los Ultimos Días

 

El Rey David (Aproximadamente 1000 a.C.) Permanece hoy una de las figuras más renombradas del Antiguo Testamento. Su personalidad, su sensibilidad espiritual, sus habilidades creativas, sus victorias militares, y su liderazgo le llevaron al pináculo de la popularidad. Él tuvo el potencial para convertirse en un rey ideal, pero su reinado se deterioró luego de su adulterio con Betsabé y su participación en la muerte de Urías. Sin embargo, la profecía declara que un gobernante ejemplar en los últimos días será levantado del linaje de David. 

El Profeta José Smith enseñó que "el trono y el reino de David le debe ser tomado y entregado a otro por nombre David en los últimos días, levantado de su linaje" (EPJS, Pág. 339). Elder Orson Hyde, en su oración dedicatoria en el Monte de los Olivos, el 24 de octubre de 1841, profetizo que los judíos regresarían a Jerusalén y que en un tiempo un líder llamado David, "aun un descendiente de los lomos del antiguo David, sería su rey" (HC 4:457). 

Esta figura predicha corresponde a un siervo mesiánico prometido. Óseas, hablando poco antes de la pérdida del Israel del norte, predijo que los Israelitas regresarían en los últimos días "y buscarán a Jehová su Dios, y a David su rey " (Óseas 3:5). Jeremías profetizó del futuro recto de Israel y Judá, y de "David su rey, a quien yo les levantaré. " (Jer. 30:9; Compárese; 23:5; 33:15-22). Y en Ezequiel está escrito, " Y levantaré sobre ellas a un pastor, y él las apacentará; a mi siervo David, él las apacentará, y él les será por pastor. Yo Jehová les seré por Dios, y mi siervo David príncipe en medio de ellos. "(Ezequiel 34:23-24; Compárese también 44:1-3). 

Hablándole a José Smith, el ángel Moroni citó 2 pasajes del Antiguo Testamento contándole sobre figuras importantes que estarían involucradas con el reinado milenario de Cristo (JS-H 1:40). Tan profetizado en Isaías, se muestra que dos personas son de las que se habló, un "vástago" y una "raíz" (11:1, 10) - uno un líder "en quien se ha colocado mucho poder," el otro una persona con llaves especiales del Sacerdocio. (DyC 113:3-6) Estos líderes son considerados por algunos ser los dos precursores, hablados en la literatura rabínica, uno de José y otro de Judá (Enciclopedia Judaica, 11:1411). 

Aunque los atributos del noble y los poderes espirituales caracterizan a ambos siervos mesiánicos, Jesucristo ilustra estas cualidades perfectamente (D y C 113:1-2). Jesús es el profeta ideal, el sacerdote, y el rey. Él se identificó a sí mismo como un profeta semejante a Moisés" (Det.. 18:15; Hechos 3:22-23; 3 Nefi 20:23) y fue un sumo sacerdote en cuanto a la orden de Melquisedec (Heb. 5:9-10;7:15-22). Jesús es Rey de Reyes (Apoc. 19:16), más grande que todos los otros líderes de todos los tiempos. Algunos ven en Jesucristo el cumplimiento pleno de la profecía de un David futuro. Otros consideran que, mientras los títulos y las funciones del futuro rey Davídico podrían aplicarse a Jesús, también habrá otro rey justo por el nombre de David en los últimos días, un líder de los lomos de David (y así de Judá).

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres