Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

Satanas Acomete a la Juventud-E.T.Benson

Satanas Acomete a la Juventud-E.T.Benson

Bien se ha dicho que "llega un momento en que la corrupción general de la sociedad es tal, que la generación en desarrollo queda expuesta a excesivas presiones y no se puede decir que tenga muchas posibilidades de elección entre el camino de luz y el de las tinieblas" (Hugh Nibley, An Approach to the Book of Mormon, 1957).

Vivimos en un mundo corrompido, en el cual las fuerzas de la maldad jamás han estado mejor ataviadas y ordenadas para la batalla; Satanás está bien organizado, Y nunca había tenido tantos emisarios trabajando a sus órdenes. A través de sus muchos agentes, su maldad satánica ha proclamado sus intenciones de destruir toda una generación de nuestra escogida juventud.

Las muestras del miserable trabajo de las fuerzas del mal se hacen cada día más evidentes. En todos lados podemos ver los tristes resultados de su obra.

Las destructores fuerzas de diabólica inspiración se encuentran presentes en nuestra literatura, el arte, las películas, la radio, la moda, los bailes, la televisión, y hasta en nuestra música moderna, llamada música "pop".

Satanás utiliza muchas herramientas para debilitar y destruir el hogar y la familia, y especialmente a nuestros jóvenes; hoy más que nunca, se hace evidente que su acometida está especialmente dirigida hacia la juventud.

La carta de un preocupado padre, acerca de los malignos afectos de la música popular, constituye un buen ejemplo; deseo mencionar algunas palabras de este bien informado maestro de la juventud: "La música crea la atmósfera, la atmósfera crea el medio ambiente; el medio ambiente ejerce una poderosa influencia en la personalidad y la conducta. ¿Cuál es la mecánica de este proceso? "El ritmo constituye el elemento más físico de la música, y es el único, que puede existir en el movimiento corporal aun sin gozar del beneficio del sonido. Hasta una mente embotada por las drogas o el alcohol, puede responder a los efectos de la percusión y el ritmo. "El alto volumen de la música también contribuye al aturdimiento mental. El sonido, aumentado hasta llegar a los umbrales del dolor, produce un violento efecto físico que interfiere con el más alto proceso del pensamiento y la razón. (Y bajar el volumen de esta destructiva música no elimina los otros elementos maléficos...) "La repetición hasta el cansancio constituye otro de los primitivos artificios de la música rock... "Las contorsiones, similares al ritmo de la música rock, son de tal categoría que aun los de pensamiento más puro no pueden dejar de interpretar sus sensuales insinuaciones. "La penumbra, (y las luces tenues) es otra de las facetas de la escena que rodea a la música rock. Es una masa oscura que amortigua la conciencia dentro de la máscara del anonimato. La identidad perdida en la oscuridad, se escabulle de los sentimientos normales de la responsabilidad. "Los reflectores de luz intermitente interrumpen la oscuridad en destellos enceguecedores que reducen la resistencia, tal como podría hacerlo la luz de un interrogador o el balanceo del péndulo del hipnotizador que desea controlar nuestra personalidad y conducta... "Todo el diseño psicodélico" —continúa este padre— "es una puerta abierta hacia las drogas, el sexo, la rebelión y la profanación; y combinado con los obscenos gritos de los intérpretes, esta música hipnótica engendra la inmundicia. Los líderes de la sociedad rock, proclaman abiertamente su degeneración. . . "Y la más diabólica de las falsedades de esta infamia, es que niega que la maldad sea absoluta. Nuestra religión es también absoluta y no puede excusar la filosofía relativista de los ’mormones liberales’. No podemos ser liberales con la justicia sin pagar las consecuencias. "¿Qué podría ser más erróneo que el temor de que si la música rock no contara con el apoyo de nuestros líderes, podríamos perder a muchos jóvenes"? (Comité de Música de la AMM). Aun ahora los estamos perdiendo en los satánicos compases de las drogas, el sexo, las revueltas y la apostasía. Podríamos recordar que: "’Moroni sabía que no se puede transigir con la maldad, porque ésta siempre gana’" (Richard Nibley, extractos de una carta).

Esta carta procede de un padre, maestro de la juventud y miembro del departamento de música de una universidad, aun cuando algo analítica, expresa la preocupación de muchos padres y directores juveniles.

 Descargar discurso completo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres