Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

MIENTRAS SIGA VOLANDO

Alan Bean, ex astronauta del programa espacial Apolo, cuenta que cuando la nave Apolo 12 despegó fue alcanzada por un relámpago. La entera consola de mando a bordo de la nave espacial empezó a brillar con luces de advertencia color naranja, y de peligro, color rojo.

Hubo la tentación entre la tripulación de "¡Hacer algo!" Pero los pilotos se preguntaron entre sí, "¿Esta cosa sigue volando en la misma dirección?". La respuesta fue un unánime si - seguía en dirección a la luna.
La tripulación dejó que las luces siguieran centelleando en el panel de control mientras evaluaban los problemas individualmente, y observando como las luces naranja y rojas empezaban a apagarse una por una.

Los aviadores de prueba usan lo que llaman una "prueba de ácido" para evaluar problemas en sus aeronaves. Cuando algo malo pasa ellos siempre preguntan "¿Esta cosa sigue volando?" Si la respuesta es si, entonces no hay peligro inmediato, no hay necesidad de reaccionar en forma exagerada.

Cuando estamos en una crisis y las luces de pánico empiezan a parpadean como si se hubiera vuelto local, somos a menudo tentados a "hacer algo" al respecto. Pero antes de hacer algo, tome tiempo para pensar bien las cosas. Pida a Dios dirección. Pida a Dios que le indique Su tiempo. Pida a Dios que le aclare su mente para que usted pueda procesar lo que esta pasando. Mucha gente en medio de las crisis actúa y luego piensa.

Durante el ministerio de Jesús en la tierra, Pedro enfrentó varias crisis por actúa impulsivamente o hablar sin primero pensar bien las cosas. Todos hemos hecho esto. Por alguna razón, en medio de una crisis, sentimos necesidad de hacer algo aquí y ahora. Pero esto casi siempre no es el movimiento más sabio. La sabiduría a menudo significa actuar lentamente.

Cuando usted enfrente una crisis, vaya a Dios y pídale pensamientos sabios, pídale palabras sabias. Mark Twain el narrador estadounidense dijo una vez que la diferencia entre la palabra correcta y la casi correcta es la diferencia entre la luz de un relámpago y la luz de una luciérnaga. En otras palabras, es una gran diferencia. Lo que digamos y hagamos en medio de una crisis realmente es importante.
Consulta al Señor en todos tus hechos, y él te dirigirá para bien;.. Sé humilde; y el Señor tu Dios te llevará de la mano y dará respuesta a tus oraciones. Ora siempre para que salgas triunfante

Nuestras acciones y palabras cuando no pensamos y meditamos completamente en los problemas o crisis que se nos presentan tienen el poder de herir a otros por mucho tiempo. Dios puede ayudarnos a decidir y actuar correctamente si se lo pedimos. Sin importar donde te encuentres en tu jornada espiritual, detente ahora mismo y pide a Dios que te de pensamientos y palabras sabias, amables, meditadas ante las crisis que enfrentaras hoy.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres