Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

El amor verdadero, la gracia y la tolerancia...

El amor verdadero, la gracia y la tolerancia...

Creo que dos aspectos fundamentales del amor verdadero son la tolerancia y la gracia, según el ejemplo perfecto de amor que tenemos en nuestro Padre Celestial, podemos ver estos atributos en cada manifestación tangible de amor que Él nos da. y para explicar un poco mas lo que digo, comentaré algunos pensamientos propios y escritos de libros que he leido...

Lo primero es que debemos comprender en lo que a tolerancia se refiere, es que Dios regala paquetes y no atributos individuales, por ejemplo, tu vecino puede tener 3 cosas mejores que tu, pero no hay que codiciarlas, pues si Dios te diera esas 3 ventajas, también tendrías que aceptar o cargar con sus desventajas, lo que se te da no es una posición o una pareja, sino un paquete en el que se incluye compañera, esposa, hijos, familia, trabajo, cerebro, salud, dones espirituales, aspecto físico, profesión, habilidades, amistades, etcétera. Cada ser humano cuenta con el paquete que necesita con una excelente combinación entre carencias que equilibran las virtudes y virtudes que compensan las carencias, y todos pueden ser triunfadores si ocupan adecuadamente el paquete que se les dió, y aceptan a los demás de manera completa, esto es parte de la diversidad, concepto que nos cuesta asimilar. Nosotros tendemos a buscar a alguien por lo bueno que tiene (lo cual no es malo), pero pidiéndole que cambie rápidamente lo que no nos gusta, y aunque la mayoría de las personas no lo acepten, siempre he pensado que gran parte de las relaciones son egoístas, y esto lo demuestra, pensamos en como el otro me beneficia, o lo que este puede hacer o cambiar para sentirme mas comodo, "para amarlo aún más", con lo que digo no quiero que crean que pienso que no podemos cambiar, o que no debemos desear que las personas cambien y sean mejores, para nada, creo firmemente que podemos elegir que cosas potenciar y cuales suprimir, pero debe ser la propia persona la que decida hacerlo (Éter 12:27), de ti solo debería depender el cuán dispuesto estas a apoyar sin presionar y respetar el tiempo en este proceso, de eso se trata el ser tolerante e incondicional, y el cambio vendrá por si solo.

¿Amamos a la persona, o amamos lo bueno de la persona?... si el prójimo comete errores, si es torpe, débil o iracundo, no debemos juzgar, pues ignoramos lo que es vivir en sus zapatos. El momento presente es el mismo para todos, pero las emociones y circunstancias son siempre diferentes para cada individuo. A las 7 de la mañana en el mismo vagón del metro una persona piensa en el examen que presentará, otra se dirige a la delegación para atender un problema legal, uno va a una oficina conflictiva, otro a un trabajo que le agrada, y alguien mas a uno que no le agrada, otro de compras, el de mas allá esta de vacaciones, uno acaba de tener un hijo, otro acaba de perder uno. En el mismo tiempo, cada individuo vive historias diferentes. Es injusto enfadarse por que el vecino actúe de forma distinta, los momentos son iguales, pero los mundos diferentes, lo que hay en el corazón y la cabeza de los seres que comparten un espacio puede estar distanciado por miles de kilómetros.

Un automovilista conducía a exceso de velocidad, agredía a los demás con la bocina, encendía las luces, vociferaba, en una estrecha avenida hizo una maniobra para adelantar a otro conductor orillándolo y este estuvo a punto de chocar, el conductor de este último auto era agresivo y portaba un arma, se reincorporó al camino, lo alcanzó y le cerró el paso, el conductor le gritaba que se quitara, le llamaba estorbo, le exigía con vehemencia que se hiciera a un lado. ¿Tienes mucha prisa?, le pregunto el otro, pues será la ultima vez que corras tanto entonces le dio un balazo y lo mató. Lo verdaderamente trágico y terrible de este caso real, es que el hombre con prisa llevaba a su hijo enfermo de gravedad al hospital en el asiento de atrás, con respecto a esta historia se escribió: ¿quien eres tu para atreverte a juzgar y condenar?,¿quieres que todos actúen igual, piensen igual, sientan lo mismo que tu? Entonces eres un patán egocéntrico sin un dedo de frente. La conducta inexplicable de otros siempre es explicable.

 

El intolerante termina convirtiéndose en transgresor, injusto, criminal, fanático. Solo el condescendiente construye. Cualquier necio puede destruir algo, solo el condescendiente salva... ese es el mal social, la intolerancia y es el mal que ha nublado el amor verdadero... recuerda que el que alguien no te ame como tu quieras, no significa que no te ame de la mejor forma que puede y con todo su corazón...

Ahora ¿por que menciono relatos y hablo tanto de esto?, por que esta es la base, esta es la base de toda relación, no solo de pareja, si no de toda relación, si tu lees la Biblia, puedes testificar que Dios lo entiende.

Además de la tolerancia infinita que Él nos tiene (y que quede bien claro que no estamos hablando de pecados), se que tambien has escuchado que Dios nos demuestra su amor a través de su condescendencia y su gracia, con respecto a esto aprendí lo siguiente: cuando nació mi hija, mi visión del amor incondicional tomo una convicción muy fuerte, mi hija lo único que sabia hacer era llorar, dormir, comer, y hacer sus necesidades fisiológicas, si somos fríos en analizar esto, ella no me entregaba mas de lo que consumía, o gastaba, en tiempo, dinero, etc. pero aún así, cuando no entregaba nada mas que la oportunidad de que yo la amara, pues ni siquiera podía aún demostrar si ella me amaba, yo la amé, con intensidad, incondicionalmente pues no me importaba esto, estaba dispuesto a hacer por ella cosas que no haría por nadie mas, mudarla, alimentarla, pasearla con paciencia aunque llorara y me despertara a media noche, y eso sin importar si ella no me podía entregar algo a cambio, ese es un ejemplo tangible de gracia y condescendencia, y aquí viene lo que aprendí, que si realmente deseo amar a mi esposa, debo lograr que esos mismos sentimientos incondicionales, se traspasen a ella, eso es amor del puro, tal vez la gente te tildará de loco, de tonto, y muchas otras cosas, el mundo a perdido el sentido del amor según Dios, y ha tomado uno completamente diferente, pero vale la pena ver como Dios ve, tal vez sufras en el camino, pero sufrir es parte de la vida, no se por que escapamos tanto del sufrimiento en vez de aprender de el cuando llegue, pues es lo que nos hace mas grandes y fuertes...

Aún cuando la mayoría no crea en esto y no lo viva de esta forma, yo se que es verdad... una gran parte de las personas que se separan lo hacen por dos razones o no se aman realmente o a veces es solo por que no saben amar, desconocen la gracia, y la tolerancia...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres