Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

La Visión y las oportunidades

La Visión y las oportunidades

Uno de los mas grandes atributos de Dios nuestro Padre es la Omnisciencia. La Omnisciencia es descrito en el Diccionario Electrónico DRAE de la Enciclopedia Encarta como: "Conocimiento de todas las cosas reales y posibles, atributo exclusivo de Dios"

Es por medio de este atributo que Nuestro Padre Celestial puede ver cosas que han de acontecer en lo futuro, o puede deducir por la tendencia, la personalidad o las características como las cosas y personas han de reaccionar ante determinadas circunstancias. Es un nivel o estado superior de la visión.

Como hijos de Dios cada uno de nosotros puede desarrollar este y todos los atributos divinos ya que el potencial está en nosotros, pero como lo he dicho es necesario desarrollarlo. La palabra "desarrollo" nos trae a la mente la imagen de un proceso. El desarrollo de algo es un proceso y no un evento, es decir que no se da de la noche a la mañana. Quizás tome toda una vida pero como en todo caso si es justo, necesario y digno de alabanza bien vale la pena.

El atributo que estoy mencionando dice el diccionario que es un atributo "exclusivo de Dios". Pero desde que leí esta definición he pensado: "¿Habrá algo que Dios no haya de heredar u otorgar a sus hijos mas fieles?" Yo creo que no. Todas las cosas que Dios ha hecho las ha hecho para el hombre y todo será dado a sus hijos mas fieles. Lo mismo con la sabiduría y la omnisciencia. En Doctrina y Convenios 88: 67 leemos lo siguiente: "Y si vuestra mira está puesta únicamente en mi gloria, vuestro cuerpo entero será lleno de luz y no habrá tinieblas en vosotros; y el cuerpo lleno de luz comprende todas las cosas"

                      

En el Libro de Mormón aprendemos que de cosas pequeñas proceden las grandes y que por cosas pequeñas Dios realiza grandes designios. La oportunidad de poner a prueba esto en mi vida me llego recientemente en una capacitación. Tuve la oportunidad de poner en practica mi visión y realmente me sentí desanimado y un poco avergonzado pero debo admitir que aprendí muchísimo y de paso se me recordó que debo ampliar mi visión.

El maestro dibujo nueve puntos en la pizarra, alineados uno con el otro formando un recuadro o un campo visualmente delineado. Semejante al que esta a la izquierda.

Nos pidió que hiciéramos un "triangulo" que pudiera tocar "siete" puntos de dicho recuadro. La prueba antes de realizarla para la mayoría de las personas resulta difícil de asimilar y acertar porque uno se hace una idea y crea una "barrera" imaginaria que uno mismo se impone. Por ejemplo en mi caso: Al ver los nueve puntos, y pedírseme que hiciera un triangulo que fuera capaz de tocar siete puntos de esos nueve pensé que eso era algo imposible. La razón es que yo mismo me había hecho la imagen de un "campo visualmente delineado" y estaba limitando mi visión. Limites que yo mismo me había impuesto partiendo de los puntos que estaban en la pizarra. Luego de mucho analizar llegue a la conclusión de que no se podía y pensé:                         

"Este hermano solo esta probando nuestra obediencia". En esto pensaba cuando Juan Soto dijo: "Ya lo tengo, no se si sea correcto pero tengo una idea". La idea que presento resulto ser la correcta.

Como podemos ver, una vez que la idea nos es presentada nos parece demasiado sencilla que podemos lamentar el hecho de no haberla concebido antes. Sucede muy a menudo pero no debemos dejar que lo cotidiano justifique algo que es sumamente importante en nuestro proceso de preparación para llegar a ser dioses.

El conocimiento, la omnisciencia y la sabiduría son atributos fundamentales en la personalidad de un Dios. El tiempo de prepararse es ahora y la recompensa esta señalada. La preparación intelectual va de la mano con la preparación espiritual. Ambas son las que habitan en la mente y el corazón de un Dios. En Doctrina y Convenios 130: 18-19 leemos: "Cualquier principio de inteligencia que logremos en esta vida se levantará con nosotros en la resurrección; y si en esta vida una persona adquiere más conocimiento e inteligencia que otra, por medio de su diligencia y obediencia, hasta ese grado le llevará la ventaja en el mundo venidero"

Es importante como la capacidad de ver y eliminar "barreras imaginarias" o auto impuestas nos ayudan a tener éxito en la vida y en nuestros llamamientos. Una persona que no ve limitantes en un recuadro de puntos alineados es una persona de visión amplia. Una persona con tal capacidad es una persona que ve y toma las oportunidades cuando estas se presentan. Todo éxito en la vida tiene su origen en una oportunidad.

Hablemos de lo que mas manejamos: La misión. Cuando entramos a una casa, siendo misioneros, vemos a las personas ahí y empezamos a ver que tienen creencias distintas a las nuestras y que son fieles a su fe. Una persona que no tiene visión pensaría en retirarse aduciendo que estas personas no aceptaran nuestra enseñanza y que jamás dejaran su iglesia. En cambio una persona visionaria pensara, que en cada punto que ellos difieran de nosotros tendremos la oportunidad de explicarles cosas que para ellos son nuevas o desconocidas, y que si se unen a nuestra iglesia serán más fieles aun porque sabrán que han encontrado la verdad.

Tal como nos lo dijo el maestro ese día de la capacitación que he mencionado antes: "En una tragedia están dos grupos de personas: Los que lloran y los que venden pañuelos" ¿En que grupo debemos estar? A veces no podemos elegir en que grupo estar pero si aprendemos a desarrollar la visión cuando la tragedia venga siempre podremos vislumbrar una salida.

Deseo con todo mi corazón que Nuestro Omnisciente Padre nos bendiga con parte de ese maravilloso atributo que Él tiene y que los ojos de nuestro entendimiento sean abiertos y podamos ver las oportunidades que nos harán tener éxitos en la vida temporal y espiritual que cada día que pase nuestros cuerpos sean llenos de luz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres