Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

USO CORRECTO DE INTERNET

USO CORRECTO DE INTERNET

Internet permite tener acceso inmediato a muchos recursos que pueden fortalecernos y enriquecer nuestra vida. Muchos sitios web que son espiritualmente edificantes nos brindan guía e inspiración. Las siguientes ideas pueden ayudarle a permanecer conectado con la realidad sin quedar completamente desconectado de las cosas buenas que ofrece internet. 

Limite su tiempo 

Rebecca Renfroe, de Idaho, EE. UU., tenía un blog propio y leía blogs de otras personas casi a diario. En su mente siempre escribía en el blog acerca de lo que hacía con sus hijos, en vez de simplemente hacer cosas con ellos, pero se dio cuenta de que tenía que haber un equilibrio. 

Ella dice: “El Espíritu me ayudó a darme cuenta de que tener un blog no era el problema, sino dedicarle mucho de mi tiempo y energía. Literalmente, había estado desperdiciando porciones de mi vida: renunciando a pasar tiempo con mis hijos y mi esposo, renunciando a dedicar tiempo al estudio a fondo de las Escrituras, e incluso renunciando a horas de sueño, lo cual afectaba mi capacidad de servir a los demás, de ser sensible al Espíritu y de llevar una vida sana”. 

La hermana Renfroe aprendió a no permitir que las cosas buenas se interpusieran entre ella y las cosas mejores, como aconsejó el élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles: “El solo hecho de que algo sea bueno no es razón suficiente para hacerlo… Naturalmente, es bueno ver diversiones sanas o adquirir información interesante, pero no todo ese tipo de cosas vale el tiempo que dedicamos para obtenerlas. Algunas cosas son mejores y otras son excelentes”1. 

Escoja sitios edificantes 

Amy Paulsen, de Washington, EE. UU., se siente agradecida por los sitios web que otras madres han creado, en los cuales hay ideas y actividades para enseñar a los niños los principios del Evangelio. Cuando necesita ayudas visuales, las busca en línea y las imprime; y cuando necesita ideas, recurre a vínculos de artículos de las revistas de la Iglesia, de discursos de conferencias y a manuales que se encuentran en línea. 

“Internet nos ha ayudado a mi esposo y a mí a preparar mejores noches de hogar para nuestros hijos”, dice la hermana Paulsen. “Además, es reconfortante saber que hay tantas otras madres que también les ‘enseña[n] a sus hijos a orar y a andar rectamente delante del Señor’” (D. y C. 68:28). 

Use internet para compartir el Evangelio 

Lin Floyd, un miembro de Utah, EE. UU., creó un sitio web de historia familiar con fotos e historias de antepasados. Ese sitio y otros de ese tipo han ayudado a las personas a aprender más acerca de la Iglesia y su doctrina. Algunos han deseado bautizarse o han regresado a la actividad de la Iglesia; otros han encontrado ayudas para llevar a cabo la historia familiar, cumplir con los llamamientos y fortalecer el matrimonio. 

Hay muchas cosas positivas que podemos hacer con internet. A medida que establezca normas para el uso de internet —asegurándose de que los sitios que visite ensanchen su mente, aumenten sus oportunidades y expandan su alma—, éste puede constituir un excelente recurso para enriquecer su vida personal y para fortalecer a su familia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rous -

Gracias por la información. Genial
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres