Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

Los Siete Cristos

Los Siete Cristos

  

LOS SIETE CRISTOS

por el élder Bruce R. McConkie

del Consejo de los Doce


¿Podría hablaros de los siete Cristos o, mas bien, del único Cristo cuyas obras y palabras se manifiestan de siete maneras diferentes? Vivimos en tiempos de contiendas y confusión en que los cristianos claman: "Mirad, aquí esta Cristo, o. . . allí esta . . ." (véase Mateo 24:23) o sea, "he aquí camino a la salvación, o allí esta . . ." (véase Mateo 24:23).

Oímos voces de fatalismo voces de gloria. Las doctrinas los dogmas de las diversas sectas están en pugna; se nos insta creer en principios discordantes a seguir senderos torcidos.

Las opiniones discrepan, el parloteo es incesante; los mensajes están en desacuerdo. Es evidente sin duda, aun para el mas empedernido fanático, que las ideas religiosas opuestas no pueden ser todas autenticas.

En medio de esta guerra de palabras y tumulto de opiniones, elevamos una voz serena y prudente, que vibra con sonido de trompeta y que el poder del Espíritu de Dios hace llegar al corazón de las almas contritas. Es la voz que proclama las palabras de vida eterna, aquí y ahora, y que prepara al hombre para alcanzar la gloria inmortal de los reinos eternos que han de venir.

Somos siervos del Señor, y El nos ha enviado a invitar a todos a venir a Cristo y ser perfeccionados en El, a testificar del único y verdadero Cristo, del único y verdadero evangelio, de la única y verdadera salvación.

Invitamos a todos a prestar oído a lo que declaramos. Al Cristo de quien predicamos, y cuyos testigos somos, se le conoce bajo estos siete aspectos:

1. Cristo, el Creador

Hay un Dios en el cielo, un Ser santo, exaltado, perfecto y puro, que es el Padre de todos. Es un Hombre Santo; tiene un cuerpo de carne y huesos y es el Padre de nuestros espíritus.

El Señor Jesucristo es el Primogénito, el heredero y progenie del Padre. Junto con todos sus hermanos espirituales fue dotado del libre albedrío y sujeto a la ley.

Tanto por la obediencia como por la rectitud y la fe, a lo largo de las etapas de Su existencia este Primogénito del Padre, nuestro Hermano Mayor, avanzó y progresó hasta que llego a ser como Dios en poder, fuerza, dominio e inteligencia. Llego a ser "el Señor Omnipotente, que reina, que era y que es de eternidad en eternidad" (véase Mosíah 3:5). Así, bajo la dirección del Padre, llegó a ser el Creador de incontables mundos.

El Padre ordeno y estableció el plan de salvación -llamado el Evangelio de Dios-mediante el cuál todos sus hijos espirituales incluso Cristo, podrían tener un cuerpo mortal, vivir en un estado probatorio, morir, ser levantados en gloria inmortal y, si eran fieles en todo, alcanzar también la misma gloriosa exaltación del Padre.

Entonces el Amado y Escogido del Padre fue preordenado para ser el Salvador y el Redentor Aquel cuyo sacrificio expiatorio pondría en vigencia todas las condiciones del gran y eterno plan del Padre.

2. Cristo, el Dios de nuestros padres

Hay un Dios y Padre de todos, un plan eterno de salvación, un solo camino para volver al cielo. Y Jesucristo es el nombre dado por el Padre mediante el cual el hombre puede ser salvo; el Suyo es el único nombre que se dará debajo del cielo en el presente, en el pasado y en el futuro, mediante el cual se obtendrá la salvación.

Hay un evangelio sempiterno, un Mediador entre Dios y el hombre, uno solo que vino a reconciliar con su Hacedor a la humanidad caída. Todos los hombres de todas las épocas son salvos por el mismo poder, las mismas leves, el mismo Salvador. Ese Salvador es Cristo. Esta escrito: "Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos" (Hebreos 13:8). El es el Señor Jehová, El es el Gran Yo Soy, y fuera de El no hay Salvador. Descargar Articulo completo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

ana arias -

Extraordinario cúmulo de conocimientos. Necesito aprender de LOS SIETE CRISTOS. Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres