Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

¿Qué Es Un Amigo?

¿Qué Es Un Amigo?

Este día yo os saludo como amigos, donde quiera que os encontréis.

Alguien ha dicho: "Un amigo es una persona que está dispuesta a aceptarme tal como soy." Aceptando esto como una definición, rápidamente puedo sugerir que somos mucho menos que un verdadero amigo si dejamos a una persona igual que como la encontramos.

Parece haber un mal entendido por parte de algunos hombres sobre lo que significa ser un amigo. Los actos de un amigo deben traer como resultado una mejoría propia', mejores actitudes, confianza en sí mismo, comodidad, consuelo, autorrespeto y más prosperidad. Ciertamente, la palabra amigo es usada equivocadamente si se identifica con una persona que contribuye a nuestra degradación, miseria y angustia. Cuando hacemos que un hombre se sienta apreciado, su actitud total cambia. Nuestra amistad es reconocida si nuestros actos y actitudes traen como resultado progreso e independencia.

Se necesita valor para ser un verdadero amigo. Algunos de nosotros ponemos en peligro la valiosa condición de amigo, por nuestra falta de voluntad para serlo bajo cualquier circunstancia. El temor nos priva de la amistad. Algunos identificamos a nuestros amigos más cercanos, como aquellos que tienen el valor de permanecer y compartirlo todo con nosotros bajo cualquier riesgo. Un amigo es una persona que ofrece lo mejor de sí mismo sin pensar en las consecuencias inmediatas. Sir Winston Churchill llegó a ser el más grande amigo de la Gran Bretaña, en las horas más amargas para su país porque él fue lo suficientemente valeroso para pedir "sangre, sudor y lágrimas", cuando algunos lo habrían aceptado más pronto como amigo, si él hubiera abogado por una rendición pasiva.

El presidente Abraham Lincoln fue una vez criticado por su actitud hacia sus enemigos:

—¿Por qué trata usted de hacer amistad con ellos —preguntó un asociado—, cuando debería tratar de destruirlos?

—¿No estoy destruyendo a mis enemigos —respondió gentilmente, — cuando los hago que sean mis amigos?

¿No tenemos el derecho, como miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, de respetar a nuestro profeta, vidente y revelador, el presidente Harold B. Lee como un íntimo amigo personal, ya que él nos hace mejorar diariamente con su buena voluntad Para reprobarnos, amonestarnos, amar nos, animarnos y guiarnos de acuerdo con nuestras necesidades? El presidente Lee es nuestro amigo; yo tengo un testimonio de que lo es en el más amplio y completo sentido de la palabra, y él nos conducirá con su inspiración y valeroso carácter.

Yo os invito a ser sus amigos ¡Qué placer tan grande tuve esta mañana, al levantar mi brazo y sostener a mi amigo, el presidente Harold B. Lee! Su amistad para conmigo a través de los años, ha pasado la prueba. El siempre ha estado dispuesto aceptarme tal como soy, y me hace mejorar. ¡Qué gozo siento al unirme a él y a mis demás amigos: las Autoridades Generales y a todos vosotros, en la edificación del reino de nuestro Padre Celestial sobre la tierra! Descargar

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres