Blogia
LA VERDAD RESTAURADA

Una Aproximación a la Psicología Satánica

Una Aproximación a la Psicología Satánica

Un poco Siniestro el titulo del artículo, pero, si hay algo que es importante en esta vida es: ¿Cómo luchamos la batalla?

Hago referencia a esto ya que en las lecturas del libro de mormón me he encontrado con algo que vale el esfuerzo meditar, y es que muchas veces NO sabemos cómo luchar contra el adversario, y es simplemente porque no conocemos el modo de pensar y de actuar del mismo. El libro de mormón nos muestra una sencilla manera de conocer y aprender de cómo prepararse para la batalla...

"y sabiendo [Moroni] también que el único deseo de los nefitas era preservar sus tierras, su libertad y su iglesia, no consideró, por tanto, que fuera pecado defenderlos mediante la estratagema; de modo que se enteró, por medio de sus espías, del rumbo que iban a tomar los Lamanitas". [Alma Capitulo 43:30, Cursiva Agregada]

La clave, conocer a nuestro enemigo, ósea, al enemigo de toda rectitud, a quien desea nuestra miseria más que todo, a aquel que desea quitarnos la opción de la exaltación, el regreso a la presencia de nuestro Padre Celestial...

Una Aproximación a la Psicología Satánica

Por Campo Ricardo Burgos López

El irlandés Clive Staples Lewis fue uno de los pocos pensadores del siglo XX que no sólo sostuvo la existencia de los ángeles caídos sino que así mismo dedicó varias obras a analizar la psicología de tan siniestros personajes. Entre estas obras, este artículo quisiera detenerse en Cartas del diablo a su sobrino (The Screwtape Letters), novela corta de 1942 que es a la vez un ensayo religioso y ético, y donde Lewis ofrece un perfil iluminador acerca del "Príncipe de las Tinieblas".

En un mundo donde la figura del demonio ya no la toman en serio ni las mismísimas sectas satánicas (recordemos que buena parte de ellas consideran al diablo una metáfora pero de ningún modo un ser personal efectivamente existente), el irlandés Clive Staples Lewis fue uno de los pocos pensadores del siglo XX que sí se atrevió a hacerlo. Lewis no sólo sostuvo la existencia de los ángeles caídos sino que así mismo dedicó varias obras a analizar la psicología de tan siniestros personajes. Entre estas obras, este artículo quisiera detenerse en Cartas del diablo a su sobrino (The Screwtape Letters), novela corta de 1942 que es a la vez un ensayo religioso y ético, y donde Lewis ofrece un perfil iluminador acerca del "Príncipe de las Tinieblas". No obstante, antes de pasar a referir este perfil y las consecuencias que de allí pueden derivarse, sólo para aquellos que no han oído hablar de Lewis, sería interesante destilar unas gotitas biográficas sobre el autor.

¿Quién fue C. S. Lewis?

C. S. Lewis nació en Irlanda en 1898, fue profesor de literatura medieval y renacentista, y gran amigo de J.R.R. Tolkien. Ateo por muchos años, finalmente acabó convirtiéndose al cristianismo en su variedad anglicana y transformándose así en uno de sus más formidables apologistas. En libros como El problema del dolor o Mero cristianismo, Lewis demostró que la teología no tiene por qué ser aburrida y que, por el contrario, puede ser amenísima. Así mismo, en el campo de la ciencia-ficción alcanzó la celebridad con la trilogía Más allá del planeta silencioso, Perelandra y Esa fuerza maligna, novelas donde curiosamente se fusionan las peripecias de la literatura fantástica con un punto de vista cristiano (algo que rara vez ocurre en el más bien ateo género de la ciencia - ficción). Además de lo anterior, Lewis fue el creador de las Crónicas de Narnia, una celebrada saga de relatos infantiles. Por algunos calificado de extremadamente conservador en sus posiciones filosóficas - teológica, lo cierto es que Lewis es uno de esos escritores que tiene el mérito de explicar en términos sencillos los más abstrusos temas religiosos y éticos, y alguien que - se esté o no de acuerdo con su pensamiento - ya ha alcanzado la categoría de clásico. Muerto en 1963, lo que mejor definiría a Lewis sería decir que él también pertenecía a esa maravillosa tradición de la lengua inglesa en la cual se encuentran nombres como Bertrand Russell o Carl Sagan, que - dado que entendían de qué estaban hablando- no se escondían en lenguajes retorcidos y tenían el buen hábito de escribir claro.

Cartas del diablo a su sobrino

Cartas del diablo a su sobrino es el título en español de The Screwtape Letters (que si se tradujera literalmente del inglés, sería algo así como "Las Cartas de Escrutopo"). La obra está conformada por las epístolas que el demonio Escrutopo envía a su sobrino, el inexperto demonio Orugario. Orugario apenas si acaba de completar su adiestramiento en la escuela de demonios, y acaba de ser asignado como tentador de un joven inglés que reside en Londres durante la Primera Guerra Mundial. A lo largo del libro nunca conocemos las cartas que Orugario envía a Escrutopo ni llegamos a conocer el nombre del "paciente" (así llama Orugario al joven inglés). Lo único a lo cual tenemos acceso es a los comentarios de Escrutopo acerca de lo bien o mal que Orugario está cumpliendo con su labor. Escrutopo sugiere todo el tiempo a Orugario, diversas estrategias para inducir al pecado al paciente y enfrentar a El Enemigo (Dios) en la lucha por el alma del humano. Así, vamos asistiendo al desarrollo de una vida humana pero desde la perspectiva demoníaca. A través de los ojos del demonio observamos cómo el paciente se convierte al cristianismo, cómo se intenta sacarlo de esa religión, cuáles son sus relaciones con su novia, su madre y sus amigos, qué temores expresa ante la Primera Guerra Mundial. El relato concluye cuando los alemanes empiezan a bombardear Londres y ...¡Bueno, no más!

Para el caso que nos ocupa, es decir la imagen del demonio que nos entrega el libro, es importante considerar que Lewis se ubica en clara contraposición con la imagen demoníaca que el arte y los medios de comunicación han ofrecido a partir del Fausto de Goethe (en los últimos siglos Satanás ha dejado de verse como un ángel resueltamente malvado y DESCARGAR COMPLETO

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres